Francisco Mora: El ser humano es lo que la educación hace de él.

Posted By on marzo 18, 2019 in Nuestros Filósofos | 15 comments

Francisco Mora: El ser humano es lo que la educación hace de él.

Foto: Jaime Villanueva

Don Francisco Mora Teruel es, sin dudarlo, una de las personas más sabias que conozco. Pero destacaría a su vez su lado más humano como aquello que le caracteriza. Es un ser humano sin igual. Doctor en Neurociencias por la Universidad de Oxford, doctor en Medicina por la Universidad de Granada, catedrático de Fisiología en la Universidad Complutense de Madrid, es el referente por excelencia de neuroeducación del mundo.

Gracias Francisco por tanta sabiduría, bondad y pasión.

Mia Men

Desde la filosofía alemana del siglo XVIII se viene considerando que el ser humano es lo que la educación hace de él. Sin duda que ya entonces había sobradas razones para considerarlo así. Sólo la pura observación de las clases sociales lo señalan. Sin embargo, es evidente que poco se sabía en aquellos tiempos, y desde luego hasta hace relativamente muy poco tiempo, acerca de los sustratos cerebrales, científicos, que lo justifican. Hoy ya sabemos que una buena educación temprana (valores, normas, y hábitos éticos) produce cambios físicos (sinapsis), químicos (neurotransmisores) anatómicos (neuronas y dendritas) y fisiológicos (funcionamiento de circuitos o redes neuronales), expresados en las reacciones emocionales o el colorido emocional de las palabras, el pensamiento y la conducta de los seres humanos. Y esto es consecuencia no solo de lo que aprendemos en el seno de la familia, los colegios o las universidades, sino lo que aprendemos en general, en el contexto de la cultura en que vivimos. Y todo esto se debe a las propiedades plásticas del cerebro, es decir, a su capacidad de cambiar constantemente, como acabo de apuntar, en función a la cultura en la que viven las personas. Cambios por otra parte, que ocurren en cerebros (homo sapiens sapiens) cuya configuración anatómica global y consecuentemente su código genético, no ha cambiado sustancialmente en los últimos miles de años, como nos muestra los hallazgos de la paleoneuroantropología. Es decir, que es la propia educación, transmitida por las costumbres y la palabra, generación tras generación y mas particularmente la palabra escrita (AMBIOMA de ambiens-ambientis) y no cambios en el código genético heredado (GENOMA) lo que produce estos cambios. Es por ello que se podría decir que un niño del Antiguo Egipto (3.000 años antes de Cristo -AdC-), de la Antigua Grecia (1.000 años AdC), o de la Antigua Roma (500 años AdC) educado desde su nacimiento en nuestra cultura,  posiblemente no tendría ninguna diferencia con los niños nacidos de padres actuales. El significado de todo esto nos lleva, necesariamente, a poner en seria perspectiva el valor enorme de la educación, pues está en nuestras manos, en la educación, hacer de nuestros hijos lo que, como sociedad, queremos que sean.

Francisco Mora

15 Comments

  1. ... 22 marzo, 2019

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice en el texto.
    No importa de donde vengamos, ni quien son nuestros padres, o de donde provenimos. Si nos educan igual, seremos todos iguales.
    La educación es la base de todo y es por eso que no la debemos subestimar porque con ella podemos llegar donde sea.

  2. Aitor Tícolis 22 marzo, 2019

    Comparto mi opinión con la del señor Mora, ya que también creo que la educación hace a las personas. Los niños, cuando son ya muy pequeños son seres sin ningún tipo de conocimiento, que, a partir de la información que le llega del exterior, crea su ‘yo’ interno, esa persona que acabará siendo.
    Las personas tienen ese carácter gracias a las cosas que ha sido rodeado durante toda su vida y las cuales ha interiorizado y aprendido.

  3. Jeppeto, padre de pinocho 22 marzo, 2019

    Estoy muy de acuerdo con Francisco Mora ya que opino que influye mucho en como será la persona conforme su carácter según el tipo de formación (eduación) que haya recibido esta persona. Sin embargo, no estoy de acuerdo con lo que dice sobre que si un prehistórico fuese comparado con un niño contemporáneo no diferenciarían en mucho, al contrario, creo que diferenciarían en bastantes cosas, especialmente en el carácter.

  4. Elena Nito 22 marzo, 2019

    De acuerdo con lo que dice Francisco Mora, la educación hace las personas, es decir, dependiendo de los valores i la educación que reciben las personas serán diferentes. Es decir, a lo largo de la historia si la gente hubiera recibido la educación que se recibe actualmente, la gente sería igual que ahora. Esto se puede ver con las diferentes culturas y los diferentes países, por ejemplo, las personas españolas y las personas finlandesas son relativamente distintas en su carácter y parte de ello es por la educación que han recibido que ambas partes es distinta.

    Si en una familia los niños están acostumbrados a que les den todo, éste niño seguramente no responderá bien cuando algo no le salga bien. En cambio, si un niño está acostumbrado a trabajar mucho y algún día consigue lo que se propone sabrá responder bien a cualquier tipo de resultado. Aún así, eso depende de la personalidad de cada persona.

  5. Lalaland 22 marzo, 2019

    “Los niños son como esponjas”. Esta frase tan frecuentemente escuchada, por muy poco científica que parezca, es muy cierta. Desde el primer instante en el que un niño abre los ojos y lo ve todo por primera vez, éste está captando cada pequeño detalle. Es por esta razón que crecer en un ambiente sano y tener una buena educación, sobretodo durante los primeros años de vida, es crucial.

  6. CMDR Surak of Vulcan 22 marzo, 2019

    He pensado en este tema algunas veces en el pasado y es muy interesante que es solo la educación que recibimos que nos distingue de los niños de hace centenares de años.
    De hecho, los avances que nos han llevado hasta hoy en dia han sido acompañados escasamente por avances en la educación. De hecho, solo ha sido en el último siglo que la educación ha estada avanzando y que ha provocado la mejora de nuestra sociedad, con personas más inteligentes. Al menos ha sido así por la inmensa mayoría de la población. En el pasado, solo los privilegiados recibían una buena educación.

  7. Solomeo Paredes 22 marzo, 2019

    Estoy totalmente de acuerdo, ya que creo que la educación nos crea como personas y nos hace destacar en varios ámbitos (innovación, sociedad, cualidad de vida…) respeta a generaciones pasadas. Yo creo que la educación nos permite tener una satisfacción a nivel laboral el cual es una de la bases de la felicidad junto a la familia y los amigos.

  8. Mar 24 marzo, 2019

    La educación es y será siempre lo que nos enseña y nos hace crecer como personas. Por eso, es fundamental que esta sea variada e enriquecedora. Según lo que he entendido en el texto, la educación ha permanecido igual durante muchos años y eso ha provocado que no podamos presenciar cambios en el cerebro de los humanos, desde los más antiguos a los actuales. Eso hace replantearnos la gravedad de la situación y la necesidad de algún cambio, sin embargo, creo que no se llega a determinar cuál podría ser ese cambio por miedo a las consecuencias. Es decir, en cierta parte no interesa que en la educación se valoren los propios valores humanos que uno posee o su capacidad de razonamiento. Si así fuése, habría cambios en muchos ámbitos.

  9. Homo sapiens squared 27 marzo, 2019

    Bajo mi punto de vista y compartiéndolo con el autor, la educación nos marca y nos influye en nuestro comportamiento y nuestra forma de ser, aunque hay distintos otros factores que por supuesto pueden influir también, como sería el entorno en el cual uno vive, las compañías y la cultura, entre otros. El cerebro es plástico de manera que es capaz de moldearse en función de los factores previamente mencionados, pero eso no quita que evolucione de manera muy reducida desde el homo sapiens.
    Personalmente pienso que el autor tiene razón ya que el cerebro es capaz de adaptarse y de almacenar la información que se le transmite.
    También me gustaría destacar la importancia que tiene la educación no solo por nosotros sino también por los demás.

  10. Adriana Vertut 28 marzo, 2019

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice. La educación, desde hace años, ha sido la base de nuestra manera de actuar y pensar en las distintas situaciones de la vida. Por otro lado, debemos tener en cuenta que la educación no sólo se recibe en los centros educativos sino también en casa y con la familia.
    Si queremos cambios en nuestra sociedad, es necesario cambiar el sistema educativo.

  11. Lara 28 marzo, 2019

    El cerebro humano posee la capacidad de cambiar constantemente, en función de la cultura en la que crecemos y vivimos. Desde hace siglos, se considera que somos lo que la educación hace de nosotros, pero tal y como dice el texto, en los últimos miles de años no se han presenciado cambios sustanciales en nuestros cerebros.
    Por otra parte, en el texto se resalta el enorme valor de la educación, ya que para progresar como sociedad esta es fundamental, pero según lo que he entendido, deben tener lugar ciertos cambios que por alguna razón están aún en stand-by.

  12. 111 30 marzo, 2019

    Nunca antes podía llegar a pensar sobre este inmenso valor de la educacuión, sin embargo puedo creer que esta tiene la capacidad de cambiar la conducta de los seres humanos. Sin embargo, es imposible assegurar que un niño del Antiguo Egipto (3.000 años antes de Cristo -AdC-), de la Antigua Grecia (1.000 años AdC), o de la Antigua Roma (500 años AdC) educado desde su nacimiento en nuestra cultura, posiblemente no tendría ninguna diferencia con los niños nacidos de padres actuales.Pero estoy totalmente de acuerdo que la educación actual es capaz de cambiar la manera de pensar de los jovenes que se educan con esta educación y así assegurar el buen futuro de nuevas generaciones.

  13. 111 2 abril, 2019

    Nunca podía llegar a pensar que la educación tiene. tanta impotancia en nuestra vida y puede influir en la fisiologia humana. Sin embargo, estoy totalmente de acuerdo que la educación y la cultura son capazes de cambiar la conducta humana. Pero no asseguraría que un niño del Antiguo Egipto (3.000 años antes de Cristo -AdC-), de la Antigua Grecia (1.000 años AdC), o de la Antigua Roma (500 años AdC) que fue educado desde su nacimiento en nuestra cultura, posiblemente no tendría ninguna diferencia con los niños nacidos de padres actuales.

  14. Ferran 7 abril, 2019

    La verdad de sus palabras no se puede negar. Es evidente que la educación tiene un papel muy importante en el desarrollo de cada niño y niña de todo el mundo, no solamente para poder llegar a una cierta prosperidad sino que también para no repetir los errores del pasado.

    La educación ha ido evolucionando siempre, y con el paso de los años lo continuará haciendo exponencialmente.

  15. 2 7 abril, 2019

    Comparto la misma opinión. Nuestros pensamientos y nuestra personalidad, nuestra manera de hacer las cosas y ver el mundo, está regido por todo lo que nos rodea. Una persona debajo del sol su piel tiende a estar morena, pero si a esa misma persona la trasladamos a un lugar donde no da el sol, su piel poco a poco se irá palideciendo. Lo mismo pasa con el ser de una persona, dependiendo de que educación le haya tocado vivir, será de una manera u otra. Creo que la educación es tan importante como la sanidad, y en este país no le dan el valor que tiene. Mas la educación no solo se encuentra en las clases, sino también casa, en el grupo de amigos, en las extra escolares… La educación nos rodea y está presente en cada segundo de nuestras vidas. Por eso es muy importante, no solo ir a una buena escuela sino también saber estar y escoger un buen ambiente. Pero como sabemos que nuestra educación es la adecuada y la mejor, de entre mil i una maneras de hacer y pensar que hay en el mundo?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *